Máquina de helados

La máquina de helados es un aparato que evidentemente se utiliza para hacer helados. Estas máquinas son excelentes en extremo, en momentos cruciales y en determinada época del año;  donde la marcada demanda de helados es importante a nivel financiero.

Existen marcas y modelos entre las que figura la marca Soft, recomendada por demás, debido a la calidad de sus máquinas y  excelente producción.

Características de una máquina de helados

Estas  máquinas de helados, se ofertan en dos tipos, a saber; sobremesa 1 y sobremesa  2. Su tamaño es considerable; no ocupa gran espacio y son de fácil movilidad.

La temperatura prudente para producir helados oscila entre -9 °C y -8 °C; para que su forma y textura sean las apropiadas.

En relación a su manejo; es sencillo y acorde para que la producción se incremente en un espacio límite de tiempo. De plano estas máquinas son clasificadas en: volumen bajo, medio y alto volumen, según sea la producción de conos elaborados por minuto.

Una máquina de helados por ejemplo es considerada de volumen medio si en un minuto es capaz de producir entre 5 y 7 conos de helado. Si la persona se proyecta a futuro y tiene sus planes específicos, comprará la máquina de acuerdo a lo que desea generar, pensando obviamente en el dinero que pretende obtener.

Dos cosas que pueden ocurri

En un establecimiento o tienda, pueden ocurrir dos eventos con la solicitud de un cono de helado; primero que  el helado que se ofrece sea la guinda de cierre, de una velada, después de una buena comida.

En segundo lugar, que si el negocio sólo se dedique a la venta de helados y sea entonces este cono, el centro de atención del local.

En este sentido debes ofrecer la mejor alternativa de cono de helado, para atraer la atención de tus clientes y permanecer en la lista de primera opción para ellos.

También puede ocurrir que tu cono sea de un único sabor o  que el cono contenga dos sabores o más; lo cual es exquisito, pero dependerá de la cantidad de dispensadores que dicha máquina posea.

El valor de estas máquinas de helado dependerá del número de helados que  produzca  y del número de dispensadores que contenga.

Todas las máquinas de helados tienen sus características o especificaciones para que cada comprador las pueda cotejar y decidir sobre su compra. Entre estas especificaciones están: voltaje, potencia, bomba de aire, capacidad, volumen de Tolva, compresor, refrigerante y sus  medidas.

Por otra parte existe el servicio técnico dispuesto a solventar las situaciones emergentes que se le presenten al comprador, con la adquisición  de este artículo. Además con cada máquina de helados comprada debes obtener una garantía de compra.

Las máquinas de helado por lo general traen contador de conos, bomba de aire.  Son programables  sobre todo para la dureza del helado y para su producción, con modo nocturno para evitar su mantenimiento todos los días y con ahorro de consumo de la base de los helados por hacer.

Funcionamiento y función

Gracias a un sistema de refrigeración que se activa eléctricamente, se inicia el proceso de preparación de helados. La mezcla por su parte, está compuesta por, crema, leche o yogurt, dicha mezcla se coloca en la tolva para ser congelada. La tolva es una pieza ubicada en la parte de arriba de la máquina de helados.

Al introducir los componentes de la mezcla, los batidores que contiene la máquina, revuelven. Este proceso se lleva no más de 15 minutos cuando ocurren situaciones puntuales; referidas a que estés comenzando la utilización de la máquina o que hayas dejado que acabara toda la mezcla y te corresponde iniciar.

En otro caso el proceso dura poco tiempo, vacías la mezcla en la tolva y comienza el proceso de congelamiento; que es realmente rápido.  

La textura del helado y el aumento en su volumen lo produce la circulación y movimiento permanente; el cual al producir aire le da al helado esa consistencia, suave y rica al paladar.

El último paso consiste en encauzar el helado hacia unas válvulas que contiene la máquina y de ahí llega al cabezal que surte el helado en el cono y lo deja listo para dárselo al cliente.

Este sistema por el que atraviesa toda la mezcla tiene su garantía de uso; las piezas y demás componentes. El mantenimiento como equipo al fin debe ser periódico para su resguardo.

La función en sí de este tipo de máquina es producir un helado según lo solicite el cliente, es decir considerando sus sabores, sus porciones, su consistencia y su precio.