Chocolatera

Un dispositivo o dispensador  que sirve para preparar chocolate, mantener la temperatura apta para el momento de servir y por otro lado mezclar bien la bebida que es propicia para época de frío; es una chocolatera.

Características de la chocolatera

Las chocolateras que se ofrecen en este espacio son de 5 y 10 litros, 220V monofásicas, con potencia 1 Kw cada una y temperatura de 85°C. Se diferencian en sus medidas, la primera con 41x28x47 cm y la segunda con 41x28x58 cm. Por estas medidas puedes notar que su manejo y movilización es fácil. Su tamaño permite el traslado cómodo.

Esta máquina puedes colocarla sobre un estante, mueble o vitrina que seguramente tienes en tu negocio. No ocupa mucho espacio debido a su tamaño y sus colores combinan perfectamente con cualquier objeto o electrodoméstico que tengas en tu cocina o exhibido frente a tus clientes. Este aparato de gran utilidad es estilizado y moderno.

Estas chocolateras tienen varillas que realizan movimientos giratorios, que son los que permiten que se mezcle el chocolate y mantenga su suaviza, textura y homogeneidad. Por lo que son fundamentales en el proceso de preparación del mismo. Esas varillas se mueven lentamente para ayudar a mantener la consistencia.

Estas chocolateras son transparentes, por lo que permiten que el cliente observe lo que va a consumir, este hecho le permite conocer el producto desde su preparación por lo que se animará a comprar, tanto el chocolate, como la máquina chocolatera. Además no olvides que ver cómo se prepara lo que consumirás genera confianza al cliente.

El sistema de calentamiento de las chocolateras profesionales es muy potente y no se compara con el que implementa el baño de María. Por otro lado este sistema permite que florezca un chocolate más denso, de mejor sabor y agrada mucho al consumidor.

Usos de la chocolatera

Una chocolatera es una herramienta propia de hostelería, su presencia es indiscutible en churrerías, cafeterías, bares, restaurantes y demás locales que tengan a bien adquirirla para ofrecer oportunamente a su clientela un chocolate rico y dulce que le arregla el día a cualquier persona.

En tu hogar también puedes mantener una chocolatera. Ofrecer a tus invitados especiales un chocolate caliente en tiempos de invierno y combinalo con unas ricas galletas, es la velada perfecta generada por un acompañante especial que no puede faltar: tu chocolatera ideal.

Las chocolateras son aparatos que se manipulan de forma muy sencilla. Activarla y dejar que las varillas dispersen el calor y ayuden a mantener la homogeneidad es la clave para ofrecer al consumidor un excelente chocolate elaborado con esta maravillosa chocolatera.

Existen lugares diversos donde utilizar este dispositivo de hostelería único, estilizado y moderno. Espacios frecuentados por consumidores de chocolate. Panaderías, pastelerías, locales comerciales que atienden clientes por las tardes y cuyos clientes son asiduos en frecuentar para compartir y pasar una tarde amena y tranquila.

Otros aspectos de la chocolatera

Los establecimientos que usan este tipo de dispositivo, venden más chocolates, porque tienen no solo la oportunidad de ver lo que tomarán,  sino porque esa preparación es óptima. Las varillas y elementos en conjunto, que se emplean en esa mezcla, originan un producto de excelente calidad que el cliente comprobará pronto.

El cliente no regresará a tu negocio si presentas el chocolate con grumos, todos esperan una suavidad y consistencia uniforme, homogénea y de textura suave al gusto y todo ello lo consigues utilizando la chocolatera profesional; añadiendo el calor que siempre es crucial ya que el cliente exigirá su taza de chocolate caliente.

Al culminar la faena, en un día en el que sobró chocolate en tu dispensador; no debes dejarlo allí, no solo porque pierde propiedades con el calentamiento, sino porque se adquiere a las paredes del envase y limpiarlo no será fácil. Por otra parte este chocolate no puedes,  por ninguna razón ofrecerlo a tus clientes ya que esto va contra la normativa.

El chocolate que se espera salga de esta máquina, dependerá de la mezcla, pero también del chocolate usado en la preparación; ya que es la combinación de ambos la  que hablará del producto final, de su calidad y propiedades. En cuanto a consistencia, sabor, textura, la cremosidad y densidad; emergen de esta chocolatera y disparan la calidad al máximo.   

El mantenimiento de la máquina dependerá de que desmontes todas sus partes y profundices en el lavado, para evitar inconvenientes por residuos dejados allí. Sobre-todo el depósito y el grifo que sirve para servir el chocolate, deben desmontarse para limpiar a fondo.  Mantener este aparato disminuye el tiempo de preparación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *