Contra-barra bar

En un local, restaurante o bar, una contra-barra bar es un mueble ubicado en posición opuesta a la barra propiamente dicho. Su instalación es en la parte superior, detrás de la barra. Permite exhibir las botellas de licor y utilería del lugar, manifestando orden y pulcritud, creando una buena sensación y aspecto.

Funciona también para decorar el lugar, mejora el aspecto físico, no es preciso contar con un extenso espacio para instalarlo,  sirve de apoyo para la preparación de bebidas, cocteles; alguna comida rápida y permite al cliente disfrutar de momentos gratos, alejado de los suburbios, del exceso de personas y ruido.

Rasgos de la contra-barra bar

Es un mueble o estante elaborado en cualquier tipo de material que desee el cliente, puede ser en madera, vidrio, acero inoxidable o la combinación de varios. Lo ideal es elegir un material  resistente, que perdure con el tiempo, para evitar gastos posteriores. El indicado es el último.

Este mueble cuenta con uno o varios entrepaños, apropiados para organizar las botellas con las que cuenta el bar o en su defecto, exhibir las botellas como muestra de todo lo contentivo en el depósito del mencionado bar. Se eligen las más elegantes, con mejores formas, decoraciones  y colores.

En estos entrepaños o niveles se colocan también,  dependiendo del tamaño, vasos y demás utensilios que emplea el barman (persona que atiende detrás de la barra) para hacer su preparación o para servir al visitante y a su vez es el guardián de todo lo dispuesto allí.

La contra-barra posee puertas, tal vez no en toda su estructura, por lo general de vidrio, con aplicaciones y manillas. Estas puertas sirven como medio de protección de algunos materiales, como vasos, copas;  ingredientes, refrescos, vinos o la materia prima a utilizar por día, en las bebidas servidas en el lugar.

Este mueble puede ser combinado con el resto de la decoración del lugar, con mesas, sillas, adornos, con el techo o paredes. Tal vez al color de la pintura o aplicaciones que sean bien vistos y del agrado de los clientes, que por supuesto permitan sentir lo acogedor del espacio que usan para liberar tensiones.

Función de la contra-barra bar                                     

La función principal de la contra-barra bar es almacenar botellas y tenerlas a disposición del barman encargado de surtir las bebidas y atender las solicitudes de los clientes del bar. La contra-barra como parte del  material  mobiliario de un bar, con fines múltiples, guarda y resguarda la vajilla y toda la cristalería del negocio.

Estas contra-barras tienen por lo general una encimera, cuya utilidad radica en servir de soporte a todo el material electrodoméstico que requiere el barman para dar un servicio óptimo, como: sandwichera, licuadora,  exprimidor de zumos, máquina gratinadora (salamandra), cafetera para el típico espresso, entre otras.

La encimera de la contra-barra es el apoyo para preparar las solicitudes, indistintamente que sean bebidas o algún alimento rápido que  al cliente le apetece, para pasar un rato agradable en buena compañía. 

Es prudente acotar que todo lo que se asegura en la contra-barra no amerita de refrigeración. Los alimentos que pudieran prepararse en la encimera son para el momento, para el consumo inmediato.

La ubicación de la contra-barra permite también al barman o encargado, de visualizar todo lo que ocurre a su alrededor, teniendo la vista perfecta ante todos sus clientes, quienes se percatan del ángulo de su observador, evitando inconvenientes.

Separa o crea distancia entre lo exhibido por el negocio y sus clientes. Si bien es cierto que deja ver lo que ofrece el negocio, también preserva del cliente, su mercancía y demás enceres que el dueño tiene a bien colocar allí, para mostrar o adornar su local y darle mejor aspecto.

Tipos de contra-barra bar

Dependiendo del tipo de negocio o de las actividades que se tenga planeado realizar en el bar y de acuerdo al espacio, la contra-barra solo puede centrarse en almacenar y exhibir la mercancía. Este es un tipo de contra-barra.

Si se trata de ir más allá en ese bar, entonces el dueño del local puede disponer de  contra-barras más  funcionales, adquiriendo una con grifo, un pequeño fregadero, perfecto para lavar los vasos y las copas. En vista de las solicitudes  de consumidores, que exigen su cambio durante su estadía en el lugar.

Este último tipo de contra-barra trae formas específicas para conexión de cables, especiales para los electrodomésticos que se van a utilizar en las preparaciones para las que se haya dispuesto el lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *