Laminadora de masa

La laminadora de masa es una máquina que se utiliza para hacer láminas de una masa con un fin último. Es una máquina industrial de panadería y pastelería creada para hacer láminas con un grosor definido y que perfectamente reemplaza el trabajo que se hace a mano.

Estas máquinas son fuertes y confiables en su manejo y en lo que se espera que haga, en su producto. El esfuerzo manual que se realizaba ha sido sustituido por una simple manipulación de un aparato que permite ganar tiempo y hallar uniformidad en el producto. Son de elevada precisión y producción.

La laminadora.  Desde que se inventó el hojaldre.

La necesidad de inventar la laminadora de masa surge cuando se inventa el hojaldre, todos sabrán por qué. El hojaldre es un producto que nace en una panificadora, por tanto surge de láminas de masa. Esta creación se produce para el Siglo XV, en la época del Renacimiento y es conocida como Torroni.

Italia se enfoca en Europa, se proyecta en esa parte del mundo a nivel gastronómico y logra su cometido con el llamado “lujo de la gastronomía”. Solo se observan escandalosos lujos en cristalería, copas, adornos, cubiertos de oro y plata, candeleros de plata, servitas y demás.

Por esta razón  se tilda la pasta de hojaldre como pastelería exquisita y fina, de ocasiones y reuniones importantes y dignas de compartir con personas que lo merezcan.

El hojaldre lo inventa un pintor llamado Claude Gelée Le Lorrain, también pastelero, nacido en 1600 en Chateau de Chamague cerca de Toul en Lorena y muerto en Roma en el 1682. La información sobre él es recopilada nada más que en Turín, Vicence, Nápoles, Venecia, Roma, Toul, Nancy y París.

Distinguido por sus cuadros, pinturas de paisajes y marinas. Con la creación del Torroni surge la necesidad de crear un aparato que fabrique tan laborioso pastel.         

Características de las laminadoras de masa

Existe una variedad de máquinas de este tipo, entre las que se encuentran: laminadora  de masa de sobremesa, laminadoras de masa semi-automáticas, automáticas, mesas de corte y líneas automáticas. Estas opciones se adaptan a los pequeños y grandes negocios especialistas en el trabajo con masa.

Estas laminadoras de masa trabajan con unas cintas transportadoras con variadas velocidades, que tienen diferentes medidas, traen algunos accesorios dispuestos para mejorar el trabajo como: dispositivo de corte, empuñadura de mango con escala, que permite la graduación al momento del corte.

Entre estos accesorios también cuenta con envase para la harina y recolectores a los lados. Siguiendo con la conformación de la laminadora, los rodillos enrolladores de la masa están en el extremo de las cintas; si estas cintas se elevan la máquina disminuye el espacio que ocupa, cuando no se está usando.

Las laminadoras automáticas están diseñadas para una labor de grandes dimensiones, pueden controlar el ancho de la masa y el descenso de los rodillos al ser programadas; se puede colocar, además la máquina para cortes si deseas incrementar la producción de tus alimentos.

Estas máquinas están elaboradas con acero inoxidable, sus cualidades se prestan para el trabajo con alimentos. En este caso la laminadora, es muy útil para hacer pizzas,  pan árabe, tortillas,  pasteles y afines. Es recomendable no solo porque es ajustable al grosor que necesites según el alimento que quieres presentar a la mesa.

Usos de la laminadora de masa

La laminadora de masa tiene usos múltiples, para elaborar el pan, por ejemplo se considera la separación de los rodillos, que determina el grosor de la lámina y este grosor, define el tipo de pan que se producirá. Para hacer pizza es muy utilizada, de hecho existe una laminadora de pizza, específica.

La producción de las piezas por hora origina un avance significativo en un día laborado. El uso que se le da a esta laminadora se extiende a trabajos con cerámica, para crear diseños y variedad de artículos de uso diario.

Existe una máquina laminadora-sobadora que hace la vida del usuario más placentera y fácil. Las actividades tanto del hogar como de un restaurante o bar se simplifican, ameritando de menos esfuerzo físico para realizar las tareas, lo que suaviza la faena diaria.

La laminadora de mesa es en esencia la más práctica, porque es cómoda a la hora de movilizarla, su uso es muy frecuente, existen algunos locales que las exhiben a cierta distancia para que el cliente observe como se hace el trabajo.

También existe el cilindro laminador, que es un aparato más sencillo, pero que al final se remonta al mismo propósito que la máquina laminadora. En el mercado se muestran todas las marcas y modelos de laminadoras, sus características y alcances. Si necesitas una máquina de este tipo, disfrutarás de un auxiliar de cocina excelente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *