Cámara de paneles

Una cámara de paneles es un espacio amplio donde se preservan los alimentos, productos químicos y demás materiales o productos que requieran protección. Es una especie de habitación aislada térmicamente; es un refrigerador o congelador que se utiliza para resguardar alimentos que no son perecederos.

Usos y mantenimiento de una cámara de paneles

Esta cámara de paneles es muy útil en espacios donde se requiera almacenar y proteger los alimentos, en grandes cantidades. En bares, hoteles y específicamente en restaurantes son imprescindibles, su uso es esencial para poder tener en reserva, alimentos, que posteriormente se convertirán en comidas para huéspedes.

En aquellos auto-mercados donde se hace necesario preservar alimentos para posteriormente ir surtiendo y que la clientela tenga al alcance para la compra, son realmente necesarios y precisos. Mantener los productos en buenas condiciones es primordial para un negocio que desea prosperar y tener buenas ventas.

En mercados donde se vendan carnes, pollos, entre otros y el dueño de empresa quiera almacenar la mercancía para luego venderla, es imperativo tener una de estas cámaras, bien sea refrigeradora o congeladora, dependiendo del uso para el que se requiera.

Lo cierto es que el dueño de una empresa tiene por obligación proteger sus intereses y nada mejor que protegiendo los productos de la temperatura. Su trabajo es velar porque las condiciones estén dadas y una de esas condiciones tiene que ver con una variable demasiado importante: la temperatura. Evitar daños implica cámara de paneles.

En grandes laboratorios donde se precisa resguardar materiales y compuestos químicos para su posterior uso, es fundamental la cámara de paneles. Además en establecimientos donde se comercia con licores, cervezas, hielo se hace obligatorio el uso de estas ellas. En frigoríficos es indispensable también su utilización.

Señas físicas de una cámara de paneles

Es probable que haya variedad de cámaras de paneles para la venta ofrecidas en muchos  lugares pero esta cámara de paneles y el motor para cámara de paneles exponen por sí solos la calidad en su fabricación. La cámara tiene un  grosor de 7.5 cm con  medidas externas de 1920x1920x2150 mm y densidad 38-40 kg/m cúbicos.

El motor es un “conjunto condensador” conformado  por, condensación por ventilación forzada, un compresor hermético ¾ CV, una electroválvula, visor, calderín y presostato de seguridad. Además de contener un “conjunto evaporador” conformado por evaporador con ventilación forzada. Estas son las señas que muestra el motor de cámara de panel.

Una cámara de paneles puede ser de dos tipos; de refrigeración o de congelación. Algunas traen panel de suelo de cierta cantidad de milímetros y gran calidad de aislamiento térmico. Esta cámara contiene un sistema de refrigeración que extrae la energía térmica de los elementos guardados.

Los paneles de los cuales consta la cámara son de material sintético, su posibilidad de transferir calor es muy baja, por lo que es el ideal para formar parte de esta cámara. Estos están conformados por elementos aislantes que permiten el control interno y externo de la temperatura. Además el espesor de estos paneles varía.

Otros aspectos sobre una cámara de paneles

Esta variación del espesor de los paneles influye en la transferencia de calor; lo que implica que el espesor del panel es mayor mientras es mayor la diferencia entre la temperatura interna y externa. Por otra parte en el techo y piso de la cámara se pueden utilizar los mismos paneles, sobre-todo si son pequeñas o se construyen especialmente para las dimensiones necesarias que se necesiten cubrir.

Es válido acotar que para cámaras grandes, de mayor capacidad los paneles diseñados deben ir colocados en la “estructura matriz”, con anclajes u otras piezas especialmente diseñadas para sujetar sin que haya movilidad. En el piso pueden usarse estos paneles pero dependiendo del peso que vayan a soportar.

El tráfico dentro de la cámara determina cómo será el piso, qué se colocará para evitar inconvenientes, estos paneles para peso ligero tienen un revestimiento especial, pero los famosos monta-carga tal vez no puedan entrar al recinto.

Es importante acotar que si necesitas una cámara de paneles, de refrigeración, su construcción dependerá de las condiciones ambientales y de los requerimientos térmicos que maneje el cliente, pues no solo interesa la temperatura interna del recinto sino la externa.

El comprador de estas cámaras de paneles no solo disfrutará de precios escandalosamente bajos sino de pago por cuotas, transporte gratuito, garantía que seguro no necesitarás y la certeza de un elemento de suma importancia y utilidad para tu negocio, no puedes desaprovechar la oportunidad de hacer una buena inversión.

Cámara frigorífica

Una cámara frigorífica es una conexión industrial utilizada para almacenar alimentos. Su uso es indispensable para conservar los alimentos y mantenerlos con su composición original.

 En la actualidad existe  un gran número de marcas y modelos con variados usos que el cliente según su requerimiento puede seleccionar, la disponibilidad económica influirá en su selección, la función que necesite que cumpla, o sea si es para congelar o refrigerar.

Características

Una cámara frigorífica no es más que un “cuarto frío”, que se usa para guardar alimentos que luego se van a comercializar. Hay varios tipos de cámara, dependiendo de sus dimensiones, diseño y usos y demás.

Existe una variedad de cámaras para diferentes usos, entre los que se pueden mencionar: refrigerantes como neveras o heladeras, congeladores, abatidores de temperatura y túneles de congelación.

Entre los refrigerantes y congeladores tenemos: armario refrigerador, de congelación, a doble temperatura, armario pescado, expositor refrigerado, expositor congelación, refrigerado pastelero ventilado y otros de gran utilidad.

Estas cámaras de refrigeración son muy útiles debido a que el propietario gozará de sus alimentos en condiciones aptas para el consumo, evitando desperdiciarlos por descomposición.

Algunas cámaras frigoríficas están complementadas con puertas resistentes, excelente iluminación, tienen un  estilo de nevera inmensa, con paredes bien protegidas. Tocan piso y techo  del establecimiento y en general son espacios amplios, ya que almacenan para la venta posterior.  

Usar un refrigerador o congelador consiste apenas en distribuir los alimentos en los travesaños o compartimientos que traen en su interior para poder tener acceso a los alimentos de manera fácil y cómoda. Además su uso durante el día es frecuente, prudente decir, constante.

Un tamaño ideal

Con respecto al tamaño de la cámara refrigeradora, existen tamaños variados dependiendo de su funcionalidad. Usted lo elige según lo que desee preservar y según el propósito perseguido.

El gasto energético a raíz del uso de un refrigerador o congelador, cámara, está en un nivel medio-alto, debe considerarse el caso para su instalación, debido al consumo de corriente.

Si hablamos de los electrodomésticos; refrigeradores o congeladores,  su nivel de consumo es más bajo y  tienen el mismo uso que las cámaras pero en mínima expresión. Perduran en el tiempo, por ello deben comprarse con plena conciencia para evitar situaciones posteriores.

La garantía de uso de algunos tipos de cámara, es una forma preventiva de resguardo, que en un determinado momento puede requerirse para resolver alguna situación.

Medidas exteriores, temperatura, capacidad, refrigeración estática, potencia, voltaje y número de puertas; son  elementos a tomar en cuenta a la hora de efectuar una compra de neveras, refrigeradores o congeladores.

Funcionamiento de una cámara frigorífica

La cámara debe mantener una temperatura imprescindible y además entre la humedad y los gases ambientales debe existir una relación estable.

La cámara como tal contiene un compresor; que  absorbe el refrigerante y lo mantiene hasta el momento de penetrar el condensador.

 El refrigerante transmite calor que se transforma en líquido;  cambiando su estado. Este líquido va hacia la válvula de expansión, pierde calor y luego  entra al evaporador, en forma de líquido y vapor, hierve a presión con el calor del ambiente y a su vez se enfría, así continúa el proceso hasta que los alimentos obtengan la temperatura óptima. 

En sí una cámara frigorífica no enfría los alimentos, sólo extrae su calor, para lo cual se requiere de refrigerantes químicos que logran extraerlos de los alimentos para luego evaporarlos.

Para poder almacenar productos en estas cámaras deben cumplirse con dos normas esenciales: los alimentos deben exponerse lo menos posible al medio ambiente y las entradas y salidas de la cámara deben ser rápidas hasta donde sea posible. Por otro lado la manipulación de alimentos es preferible hacer fuera de la cámara

Beneficios que otorga al usuario

Primordialmente  una cámara frigorífica se encarga de preservar los alimentos y productos varios, que el usuario necesita guardar y mantener en condiciones óptimas para el consumo humano. Estos alimentos pueden ser de tipo perecedero o no; carnes, pescado, frutas, entre otros.

Mantiene los productos o alimentos refrigerados de forma ordenada y organizada, de manera que no influye solo el gusto del usuario, sino el fácil acceso a sus alimentos.

Otorgan estilo y modernidad al espacio que lo contenga; es decir, vivienda, local, hoteles,  carnicerías, restaurantes, farmacias, entre otros. La cámara frigorífica es cómoda  y tiene  fácil acceso.

Se pueden reservar grandes cantidades de alimentos, para satisfacer las necesidades de una población considerable.

Las cámaras frigoríficas de mayor potencia logran preservar el color, sabor, en fin todas las características de los alimentos por lo cual fueron almacenados allí.