Islas de congelados

Islas de congelados

Un aparato que sirve para conservar, almacenar y presentar productos congelados por cantidad y donde se exponen para la venta, es una isla de congelados. Es un “sistema de refrigeración” muy potente, que puede servir y cargar por los lados, razón por la que se denominan islas. 

Las partes de que constan estas islas de congelados se encuentran tratados contra la posible oxidación. Por otra parte se pueden acoplar varias formando exhibiciones completas para una mejor exposición de los alimentos.

Beneficios de tener islas de congelados

Tener una isla de congelados en un negocio, es contar con un elemento importante en la conservación de los alimentos. Mantener estos alimentos congelados ayuda al dueño de empresa a resguardarlos para el consumo posterior, prolongar su tiempo de uso, además de mantener su composición estable.

Una isla de congelados permite al local de hostelería, exhibir los productos de forma organizada y decorativa para encantar a sus clientes y lograr que estos potenciales se conviertan en compradores perdurables. Muchos auto-mercados elaboran decoraciones espléndidas en sus islas de congelados y expresan su imaginación a través de ellas.

El uso de estas islas de congelados se centra más que todo en grandes supermercados y negocios  enfocados en ventas de alimentos de gran envergadura, debido a la capacidad y funcionalidad que ofrecen estas islas. Este estilo de conservación cada día se enfoca en mejoras exclusivas, para ofrecer a sus clientes lo máximo.

La capacidad de almacenamiento se nivela con su calidad y perdurabilidad. Su espacio interior permite no solo el fácil acceso a lo preservado allí, sino que la cantidad de artículos que puedes colocar es increíble. Valiéndote del orden y de tu sentido de la orientación podrás disfrutar de un congelador óptimo para este propósito perseguido.

Uno de las particularidades de este tipo de congelador es que con la energía que consume alcanza su máxima eficiencia. Con menor gasto mayor eficiencia, ya que es muy ahorrativo. ¿Quién no desea tener un aparato de esta categoría en su empresa o en su casa? ¿A buen precio, con comodidades de pago, si lo prefieres y de excelente calidad?

Funcionamiento de las islas de congelados

La temperatura es el elemento crucial para que la isla funcione, puesto que debido a esta es que el aparato precisamente mantiene los alimentos congelados. La temperatura interior de estos aparatos tan sofisticados se debe regular en -18°C para los productos congelados y en -25°C si vas a conservar cremas de helados.

Las islas de congelados son extremadamente potentes, tanto que se les considera los aparatos que mejor mantienen la temperatura, razón por la que no debe faltar en tu negocio de hostelería. Anímate a comprarlas y verás que tan cierto es, que tus alimentos estarán mejor preservados que con cualquier otro congelador visto en el mercado.

Los alimentos que desees conservar pueden variar en su tamaño, de hecho puedes guardar alimentos enormes y de igual forma estarán bien almacenados y protegidos de daños irreparables. Su nivel de expansión del frío es único y determinante para el negocio que tengas o desees instalar. Piensa en grande y adquiérelo.

El aire frío se impulsa hacia los alimentos o productos por medio de un ventilador que ocupa un lugar crucial en la parte baja del congelador y la refrigeración se lleva a cabo gracias a un evaporador que va ubicado debajo de la reserva de aquellos productos que se encuentran sobre-congelados.

Algunos aspectos de interés sobre estos aparatos

El des-escarchado que se genera automáticamente lo producen unas resistencias eléctricas que van colocadas sobre el evaporador o tal vez por inyección de gases calientes para que se produzca de manera rápido y su efecto no perjudique los productos allí almacenados.

El cierre de las islas es manual, dada la forma horizontal, lo que permite que haya mayor comodidad a la hora de guardar los artículos, además sus puertas de cristal son cómodas con un hermoso acabado que las hace únicas y dan una connotación perfecta para tu negocio. Su parte externa luce increíble y sus tonos son agradables a la vista.

Las islas de congelados deben ocupar un espacio acorde a su propósito de construcción, es decir que el espacio que deben ocupar es central, visible a los clientes, por esto se llaman islas, aunque también porque para colocar y extraer productos,  el cliente se coloca de cualquier lado que le permita tomar los alimentos.

Este espacio en el que colocarás la o las islas es crucial, la idea es que el cliente potencial se encuentre o tropiece con ella y que consiga los productos tan bien organizados que llegue a memorizar dónde hallarlos, recomendarlos, señalarlos y comprarlos, dada la organización llamativa que coloques en ellas.