Vitrina expositora refrigerada

Una vitrina expositora es un mueble de usos múltiples que puede tenerse en casa o en establecimientos, bares, panaderías, pastelerías, entre otros. Si su función es refrigerar indiscutiblemente alcanza un nivel superior, porque su utilidad proporciona otro tipo de ganancia.

La vitrina refrigerada se presta para la conservación de los alimentos,  que evidentemente, es la condición que la lleva a ser imprescindible en un local de comida por ejemplo, para poder expenderlos con garantía en su estado y calidad.

Características de la vitrina expositora refrigerada

Estas vitrinas son básicamente en forma de paralelepípedos, de base rectangular, con tapas redondeadas o no, hechas con metal resistente y vidrio. Permiten ordenar el material que se requiere mantener y que se quiere proteger del calor, a su vez muestran al público su contenido. Tienen estantes regulables y con LED.

Funcionan con electricidad, manteniendo una temperatura en relación a lo que desees resguardar dentro de ella. Puedes conseguirlas en variados colores, sobremesa o de pie. Sus dimensiones varían de acuerdo al espacio que tú la amerites, no ocupan mucho espacio y son cómodas para transportar o mover dentro del mismo local.

Estas vitrinas son elaboradas con materiales fáciles de limpiar; acero plastificado en su exterior y acero inoxidable en su interior. Este mantenimiento debe hacerse periódicamente ya que si se almacenan alimentos deben estar libres de polvo, suciedad, goteos de otros alimentos, de microbios y bacterias.

Si es para usar en bares, restaurantes y demás, entonces es preciso cuidar aún más  de su estado, ya que no puedes permitirte que un cliente salga perjudicado debido a alguna comida dañada o contaminada. Ya que existen leyes y ordenamientos que resguardan y aplican para ese tipo de situaciones.

La vitrina expositora más vendida en el mercado tiene una puerta abatible o persiana, por la cual ahorra energía en el horario no accesible al público. Es una vitrina de autoservicio usada en tiendas de alimentación y estaciones de servicio, donde se exhiben lácteos, platillos, bebidas, entre otros. Tiene gran potencia.

Rasgos positivos de estas vitrinas expositoras

A través de ellas se pueden exponer los alimentos de manera que el cliente puede visualizar  sin necesidad de tocar o abrir la puerta. Su distribución de compartimientos facilita la organización de los alimentos dentro de ese espacio y permite que se les clasifique, lo que significa ahorro de tiempo para el cliente.

Estas vitrinas mantienen la temperatura exacta de los productos para preservar su estado,  en vista de que no permiten la entrada de la temperatura externa. Además la normativa de manipulación de alimentos se ve satisfecha con este tipo de vitrinas.

Los materiales con las que son fabricadas, el tipo de aislamiento que se les incorpora, el control electrónico e indicador de temperatura, la condensación ventilada  y el des-carche automático que favorece y ahorra tiempo; son las ventajas convincentes para la compra, que traen consigo las vitrinas expositoras refrigeradas.

Recomendaciones de uso y funcionalidad

Existen las vitrinas de frío estático, el cual se produce por medio de las parrillas internas. En la parte inferior de las mismas es donde se mantiene mejor el frío y es allí donde deben colocarse los alimentos; en los peldaños de abajo. La humedad de los alimentos se mantiene y la distribución del frío varía de, abajo más frío que  arriba.

Esta refrigeración por frío estático se recomienda para cierto tipo de productos como carnes. Las vitrinas  de frío ventilado tienen especificaciones diferentes,  utiliza una correa  ventiladora y el mecanismo ayuda a mantener la temperatura interna constante, debido a que los productos se resecan, no es prudente usarla para carnes.

Con este tipo de refrigeración las carnes pierden sus cualidades y además se muestran no aptas por lo que el usuario no debe utilizar este mecanismo para ellas. En su lugar no es perjudicial para los lácteos, productos congelados y para los embutidos. Con frío ventilado doble, se mantienen los helados, la temperatura se mantiene.

Si las vitrinas son de frío semi-estático, mantienen la temperatura de manera equilibrada y no resecan los productos. En otro orden de ideas, es conveniente revisar la fecha de caducidad de los alimentos y colocar al alcance del comprador los que están próximos a su fecha de vencimiento.

Debes guiarte por las instrucciones de uso de la vitrina y acatarlas. Cada dos meses extrae los productos de la vitrina y desconecta; para incorporarlos de nuevo espera que la vitrina refrigeradora alcance su temperatura correcta. Limpia cada 6 meses las rejillas y condensadores, no utilices productos abrasivos, ni eches agua en los motores.