Vitrina Charcutería

Exponer y conservar la temperatura exacta de los embutidos es el propósito principal de una vitrina charcutería. Sus diseños permiten una cómoda y fascinante exhibición de los productos y la conservación es su fuerte, Adquirir una de estas vitrinas es garantizar las ventas y el buen estado de los alimentos.

Los estilos y diseños se adecuan a cada espacio y negocio, las hay en variados tamaños y potencial; son extremadamente funcionales y hermosas con su cristal curvo en excelente acabado.

Características de la vitrina charcutería

Vitrina charcutería con reserva 100×80, 150×80, 200×80, 250×80, 100×92, 100×104, 150×104, 200×104, 250×104. Estos números indican parte de sus medidas, es decir, el largo por el ancho de cada vitrina, ya que su altura es la misma (123 cm) para todas.

Sus potencias, como elemento importante, son: para las que tienen de ancho 80 cm; 0.19 Kw para 100 y 150, 0.28 Kw para 200 y 250. Por otro lado están las de ancho 104cm; todas con la misma potencia 0.21 Kw y la vitrina 100×92 con 0.21 Kw

Con respecto a la capacidad de las vitrinas que miden 104cm de ancho se indican: 240, 370, 500 y 630 litros; con capacidad de reserva de: 100, 150, 200 y 260 litros. Además vale la pena acotar que estas vitrinas excelentes tienen cristal curvo, puerta expositora con correderas, sistema de refrigeración estática, puertas abatibles para la reserva.

El diseño y tamaño que escojas debe ser acorde al espacio que tienes en tu negocio de hostelería. Estas vitrinas para charcutería se ven perfectas y no desentonan con tus muebles y accesorios, su cristal curvo le da un toque especial al espacio. Su forma estilizada y exclusiva indica modernidad y estilo, además su acabado es hermoso.

La cámara de reserva con que cuentan estas vitrinas es excelente, en vista de que puedes reponer inmediatamente el producto, una vez se agote; solo necesitas abrir la puerta de la reserva y listo, así no pierdes tiempo y tu cliente próximo no tiene que esperar a que vayas a un depósito a buscar más mercancía. Son ideales y fascinantes, compruébalo.

Usos de las vitrinas charcutería

Las vitrinas charcutería son especiales para negocios grandes o de hostelería. Puedes colocarlas en panaderías, charcuterías propiamente dichas, en supermercados, tiendas y locales para mostrar tu mercancía, decorando su parte interna con los mismos productos, de forma que se vean provocativos a la vista del cliente.

En ellas pueden preservar los alimentos guiándote por la normativa de Ley, que en correspondencia con tu responsabilidad, permitirán que tus clientes se mantengan sanos y dispuestos a seguir comprando tus productos. La vista no lo dice todo, por esa razón tus productos deben mantenerse protegidos del calor y así lograrás que tus clientes no se enfermen.

Si decides montar un pequeño negocio, puedes elegir una de las vitrinas más pequeñas para que trabajes a gusto y produzcas un poco de dinero extra, puede ser en casa o en un local arrendado. Solo debes animarte a invertir y harás de tu vida un negocio próspero, donde por ratos libres te dediques a hacer dinero. Estas vitrinas son fenomenales.

Puedes poner en marcha tus planes de negocio en un anexo de tu casa, para que tengas todo a la mano y tu clientela se verá atraída por la estilizada y cómoda vitrina que usas para exhibir tu mercancía. El cristal llamativo, su forma y obviamente su gran potencia para refrigerar mantendrá tu pequeña empresa al día, con ventas exorbitantes.Algo más qué decir de estas vitrinas

Estas vitrinas permiten que el cliente observe la mercancía y decida qué comprar si tener que extraerla antes, para que la vea, por eso son perfectas. Por otra parte no tener que abrir la puerta en cada compra te permite ahorrar energía y no acceden al interior los mosquitos ni moscas que son tan desagradables a la vista de cualquier persona.

La altura que tienen estas vitrinas promocionadas y sus medidas en general, permiten el fácil acceso a los productos resguardados allí, así pues que el manipulador de ventas tendrá facilidad al momento de atender al cliente.

Su limpieza es sencilla y se recomienda que sea periódica, considerando el tipo de productos que se coloca en ellas. Este asunto no será complicado en vista de que están hechas en acero inoxidable con cristal, lo que permite su limpieza rápida y eficaz.

No te eximas de comprar al menos una de estas piezas perfectas de hostelería que te garantizan la prosperidad de tu negocio y te ofrecen menos gasto en la inversión, además de beneficios como garantía y transporte gratis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *